HISTORIA

Fundación de Santa Cruz de Mudela

Varios restos contemporáneos a la cultura de El Argar, correspondientes a la primera mitad del segundo milenio antes de Cristo, han sido encontrados en los límites septentrionales de la Dehesa de Mudela y la vega del Jabalón. La zona se convertiría posteriormente en un importante asentamiento íbero de la cultura oretana, como atestigua el yacimiento arqueológico del Cerro de las Cabezas, habitado entre los siglos VIIII a.C.

En siglos posteriores quedaría enclavada dentro de la zona de influencia de la villa romana, posteriormente visigótica, localizada en las proximidades de la actual Valdepeñas. Las influencias de la civilización romana dejaron como más clara herencia el uso de la vid.

Tras la fulminante conquista musulmana de la Península, a principios del siglo VIII, la villa pierde parte de su influencia económica en la zona, al no hacer los árabes uso intensivo de la vid, y queda relegada como despensa de cereal en la parte sur del Reino de Toledo.

En el año 1212, tras la reconquista del rey castellano Alfonso VIII y la OrdenMilitar de Calatrava, cambia de lugar y comienzan sus pobladores a establecerse en torno al Pozo Bueno (situado enfrente del convento de los Padres Agonizantes, lugar en el que ahora se encuentra la casa cuartel de la Guardia Civil) donde se conforma el actual núcleo de población. En 2012 Santa Cruz de Mudela celebró su VIII Centenario Fundacional.

El título de Santa Cruz de Mudela tuvo su origen en la primera mitad del siglo XIII. Las distintas versiones que narran su origen mezclan datos históricos, tradición y leyenda. La tradición oral ha ido perfilando el significado de la cruz que perpetuó el triunfo de las huestes cristianas en la campaña de Las Navas de Tolosa de 1212. Fuentes más fidedignas señalan que simbolizaba un cruce de caminos enclavado en la Dehesa de Mudela (llamada así por ser próxima al puerto del Muradal, una de las entradas a la Meseta a través de Al Ándalus).

En el siglo XIII, se erige la encomienda de Mudela asentada en la propia dehesa. La Villa fue fundada en sus límites, siéndole segregada una gran parte con el objeto de facilitar el establecimiento de población. En 1462 se amplió la encomienda de Mudela con la Villa de El Viso. Estuvo sometida a los comendadoresde la Orden de Calatrava hasta los años inmediatamente posteriores la conquista de Granada por los Reyes Católicos, fecha en la que fue incorporada a la Corona, pasando a ser tierras de realengo. Años después pasará a formar parte de la Cabeza del Marquesado de Santa Cruz.

El origen del nombre de este pueblo, de fundación posterior a la reconquista y pacificación del territorio ya en el siglo XIII, parece indudable se deba a una cruz situada tal vez en memoria de un legendario suceso, como indican las Relaciones en su contestación la, 0 señalando un cruce de caminos enclavados en la dehesa Mudela, una de las que ya figuran en el privilegio de Alfonso VIII en 1183 y a partir de 1296 cabecera de una encomienda de la Orden.

Fue fundada en la Edad Media, aunque determinados hallazgos arqueológicos nos indican la existencia en fechas anteriores de pobladores en este lugar, concretamente se cree que hubo aquí un asentamiento íbero romano denominada “Viloria“, y “Las Virtudes“ parece ser que fue enclave romano y visigodo.

Perteneció al señorío del marqués de Santa Cruz, don Álvaro de Bazán, quien lo adquirió por donación de la Corona en 1540. Es un pueblo visitado por sus Balnearios de El Salobral y de La Salud y es una importante zona de caza de perdiz roja.

El título de Santa Cruz de Mudela tuvo su origen en la primera mitad del siglo XIII. Una leyenda cuenta: “… que descansando el Rey don Alfonso, un hombre acusó a otro de dar muerte a su padre y yéndole a dar con la espada vio una cruz en el aire encima de su cabeza y entonces soltó la espada …”

En el siglo XIII, se erige la encomienda de Mudela con la villa del Viso. Estuvo sometida a los comendadores de la Orden hasta después de la Conquista de Granada, fecha en que fue incorporada a la Corona. Aquellas tierras pasaron a ser de realengo. Ante el déficit económico, la Corona se vio obligada a vender la Encomienda de Mudela y Viso a don Álvaro de Bazán “El Viejo”. En 1569, Felipe II otorga al hijo de don Álvaro el título de Marqués de Santa Cruz. Hasta la primera reconquista de este territorio en el siglo XII no conocemos ningún dato original, si bien la existencia de una pila bautismal bizantina en Las Virtudes hace suponer que al menos en este punto existió una comunidad cristiana, y lo mismo podemos suponer de la época musulmana aunque carezcamos de referencias; es en el privilegio de 1183, en Toledo, donde el rey Alfonso VIII concede a la Orden de Calatrava cerrar unas dehesas para abastecimiento de los castillos, donde por primera vez aparece nombrada la de Mudela.

De 1538 fueron desmembrados parte de los bienes de la encomienda del Viso y Santa Cruz, concediéndose un juro compensatorio a su titular en 30 de enero de 1539, al que se une otro de igual fecha a la Mesa Maestral por distintas rentas radicadas en estas villas, y en 22 de marzo fue extendida la Carta de Venta a favor de D. Álvaro Bazán; el 25 de sept. 1569 concedió Felipe 11 al hijo del primer señor de Santa Cruz, llamado también D. Álvaro e igualmente Almirante de la Armada, el título de Marqués de Santa Cruz de Mudela, por el que es más conocido en la historia; de 9 de febrero de 1588 es el testamento fechado en Lisboa por este gran almirante, donde se encontraba para tomar el mando de la llamada Armada Invencible, en el que establece algunas mandas para las villas de sus estados, entre ellas la de Santa Cruz.

Por su emplazamiento estratégico, la villa tuvo una intervención destacada en la Guerra de la Independencia. El Sur de la villa fue incendiado por las tropas francesas, reedificándose en 1844. En el mismo siglo, se tienen noticias de la existencia de 10 posadas y una venta, la de “Las Virtudes”, que posteriormente se denominaría “Venta de D. Bartolomé”. En 5 de junio de 1808, las tropas napoleónicas sufrieron un serio revés frente a las guerrillas de Santa Cruz de Mudela. Muestra clara de esto es que fueron muertos 109 franceses y hechos prisioneros 113 de un total de 700 tropas francesas. Sirvió Santa Cruz de Mudela, en noviembre de 1808, como base del cuartel general en el que las tropas españolas del ejército de La Mancha comandado por el general Don Francisco de Eguía prepararon la crucial batalla de Ocaña, ascendiendo desde Sierra Morena.

Iniciando el siglo XX, en plena Guerra Civil, se venden parcelas comunales de “Las Virtudes” que no son aptas para el desarrollo de la agricultura; más tarde se gestiona la conveniencia de ejecutar obras para crear el ferrocarril de doble vía y de revitalizar la industria cuchillera, acciones que sin duda ayudaron al crecimiento de la ciudad. En cuanto a “Las Virtudes“, paraje natural situado a unos 8 kilómetros del núcleo urbano de Santa Cruz, cabe mencionar que ya en el siglo XIX se tienen noticias de la existencia de diez posadas y una venta, “La Venta de D. Bartolomé “, mientras que en el siglo XX, exactamente durante la Guerra Civil, se venden las parcelas comunales que no son aptas para la agricultura. Actualmente “Las Virtudes“ destaca por su interés turístico, ya que en este lugar se encuentra la Plaza Cuadrada más antigua de España (1641), y el Santuario de Nuestra Señora de Las Virtudes.